jueves, 14 de octubre de 2010

la habitación de Montreal



Castellano:
Mosaico de un callejón oscuro.
Fragmentos vistos a través de cristal mojado.
Huellas de barro en el hule.

El tenue bramido de la ciudad
ha acabado por llenar su habitación vacía.
Escribe sus preocupaciones en el vaho.
Puede sentir el frío en el exterior.
Araña ese lado de la ventana.
Sigue ahí de pié sin encender la luz.

Neones ardientes sisean para sí
palabras secretas de desaprobación.
Plástico y noche de suelo grumoso
se disputan la atención de esas personas.
Mantienen conversaciones imaginarias, de
tanto en tanto, cuando cruzan sus miradas.
Hijos de piel de oveja, se cubren con capucha.
Su autobús sigue sin llegar.
Tampoco se dicen adiós.




Català:
Mosaic d’un carreró obscur.
Fragments a través de vidre mullat.
Petjades de fang al terra.

El tènue bram de la ciutat omple la seva habitació buida.
Escriu les seves preocupacions amb l’alè.
Pot sentir el fred a l’exterior.
Esgarrapa aquest costat de la finestra.
Segueix allà de peu sense encendre la llum.

Neons ardents xiuxiuegen per a si mateixos
paraules secretes de desaprovació.
Plàstic i nit de sòl grumollós
es disputen l’atenció d’aquelles persones.
Mantenen converses imaginàries, de vegades,
quan creuen les seves mirades.
El seu autobús encara no arriba.
Tampoc es diuen adéu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario