martes, 26 de octubre de 2010

María Elena

María Elena se riega cada día
con un nuevo galán bisoño.
Las letras de su nombre son noray
para sus amaneceres entre sábanas rojas.
Y tarda en descubrir su rostro tras el velo tintado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario