jueves, 17 de marzo de 2011

Blonde redhead

Hervidero de ruidos que pastan enfurecidos.
Reclaman lugares más cómodos.
Pozos y pasarelas con paredes más firmes.
Constancia de obtusos que nadan en el hielo.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Le sommet me manque - 01

Anduvo kilómetros y kilómetros.
Mente brillante. Chaqueta de cuero rojo.
Habla pausada, compañera de silencios.
Verdugo de alabastro.

sábado, 12 de marzo de 2011

Aniversari Marteta, Dec 2010


Llagostinada a St. Carles de la Rapita (10-11-20)

Llagostinada a St. Carles de la Rapita (20 Nov 2010):

http://www.youtube.com/watch?v=k69wEaWTz4c

Quiero quererla

Tengo ganas de quererla.
No te digo esto
como algo que requiera de mi esfuerzo.

Frases de falsa bravura,
frangibles bajo débiles brisas,
de esas hay tantas
como jamás alcanzas a imaginar.

No olvides. Nadie engulle tu brebaje
si no con muecas rancias,
con las que embridan
a esos tus deseos rasos sin velo.

viernes, 11 de marzo de 2011

El rey

Mengua tu trono, rey,
y no te das cuenta.

Menguan tus fieles también, rey,
a quienes tus ínfulas
cada vez más soliviantan.

Mengua tu discurso, rey,
errante y henchido de arrogancia.
Y no lo quieres ver,
mas menguas tú también, rey menguante.

martes, 8 de marzo de 2011

Bestiario de Tolkien – 01 – El Juez Politizado

Mezquino sin igual, el celebérrimo Juez Politizado es un ente mitológico que, sin duda, ningún fidalgo quisiera ver transportado a nuestros tiempos y lugares. Las viles artes del susodicho infra-ser, entre otras muchas lastimosas maldades, erosionaban la credibilidad y razón de ser de la Virtuosa Justicia, muy deteriorada ya por entonces en el ocaso de la 3ª Era, cuando, guiados por la mano de Mordor, los Jueces Politizados alcanzaron su apogeo. Durante demasiados desdichados decenios, moraron numerosos y con amplia libertad de acción, asolando las tierras de muchos y muy humildes gentiles.

El filósofo veloz

El pobre hombre, larguirucho pero encorvado, se parecía a su bastón. Profeta de la heterodoxia, sólo era capaz de pensar cuando estaba en movimiento rectilíneo, por lo que sus contertulios quedaban ya muy lejos cuando al fin podía detener su zancada y vocalizar sus réplicas y teorías.

Así es que, por suerte o por desgracia, nunca pudo completar una discusión, por lo que nunca pudo convencer a nadie de nada, ni nadie le alzó la mano o la voz más de lo debido, salvo para gritarle que no huyese.

Las venas en el anverso

Las venas en el anverso de la mano.
Tejen caminos de furia.
Ocre y negro en el antebrazo.
Reflejos de la escena en que morimos.

Dear girl of my scar

On you, dear girl of my scar,
countless paths started.
On you, my dear, vibrant
what-ifs spin relentlessly.
On you, stranded love of mine,
the sands are wiped out
under my reluctant sight.

Riego y rabia

Riego y rabia.
Risa y escarificación.
Ruego sombrío.
No hay plano que guíe la pasión.

El orfebre

Temiéndolos por apátridas,
ciego embistes,
rapaz de crujido por llanto.

Desvestido de ruegos,
orfebre eres
de cuencos de sopa fría
y caderas de amianto.