jueves, 25 de agosto de 2016

dime algo que no haya oído ya

Recuerdo cuando te dije “Me pregunto si al final será verdad que el amor puede con todo. Me pregunto si podrá derruir incluso mis principios más implacables y tozudos, y todo el odio que nos rodea, que conspira para vernos fracasar. Dime algo que no haya oído ya, algo a lo que pueda agarrarme.”

Debes creerme… Justamente, no quería que pareciesen… pues eso, frases del script que un guionista amateur colgado entrega a un productor de cine, aprovechando un descuido suyo, en una película barata, pero justamente era eso lo que parecieron; ¿o no lo crees así?

Sin embargo, ni lo soy, ni lo quiero ser, un guionista colgado, ni que la nuestra sea una película barata. Y lo que dije lo pensaba de verdad. Pero, ¿estará ahí la odiosa rutina, para torpedear nuestros planes, para apoderarse de nosotros, para vengarse de nosotros? ¿Estará ahí también la realidad, para imponerse, para escupirnos al oído que creernos que podía ser diferente, que podíamos ser diferentes, no nos convertiría sino en iguales a los demás? Me pregunto si lo lograrán, o si por el contrario podremos doblegarlas… Dime algo que no haya oído ya, algo a lo que pueda agarrarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario