lunes, 22 de agosto de 2016

somos líquidos



Somos dos líquidos entrelazados,
la pócima del olvido,
y el ser ya no importa, solo estar.

Dormir… no,
no es posible hacerlo
una noche que cambia una vida,
donde siento crujir
esos gigantescos bloques de hormigón
-el pavimento del futuro
que tengo por delante-
al mudar de lugar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario