domingo, 17 de enero de 2016

en el pozo

No puede ser sino en el pozo
donde se reconoce uno.
Donde es capaz de desarrollar
la mayor empatía hacia su ser.
Donde sus miserias le tutean,
y sólo el hielo conspira
para verle ennegrecer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario