domingo, 23 de noviembre de 2014

La profesión más codiciada

El chico a ras de suelo, armado con espátula, goza las mieles de la profesión más codiciada, por excitante, en el lugar más aburrido de la Tierra: raspar la goma de mascar adherida a las aceras, que como mecanismo de defensa se mimetiza con las mismas.

Con la precisión del metrónomo, retuerce su cuello para cazar las miradas envidiosas de sus coetáneos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario