domingo, 24 de julio de 2016

las agallas del tiburón



Una amalgama borrosa de brazos y cristal.
Párpados y nariz se erosionan a la velocidad del rayo.
Seis cortes para seis cicatrices para siempre;
las agallas del tiburón.
Y las cuencas de los ojos sombrías;
la mirada a cuestas que sigue perdiendo vida sin cesar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario