miércoles, 25 de junio de 2014

La orgía de contenidos espurios

Tras largo rato proponiéndomelo, apenas sí logro zafarme del abrazo pegajoso de estas (nunca mejor dicho) redes sociales, que atrapan a uno con sus vídeos y otras mierdas, a cada cual con título más pretencioso. Es la orgía de contenidos espurios, blanco fácil de petulantes como yo.

Qué avidez la de este entretenimiento de bajo coste y menor aporte proteico, robándome mi tiempo, gritándome si no es mejor medrar como virus que morir siendo nada. Pero, ¿cómo se lucha contra todos queriéndome imponer la necesidad de hacer difusión de sus complejos? Sin duda, socialista perverso el que decidió que los asuntos de todos merecían un altar, y la misma atención.


No hay comentarios:

Publicar un comentario