miércoles, 25 de junio de 2014

Ese pueblo

En ese pueblo (como probablemente en cualquier otro), todo el mundo tenía un pasado, pero, contrariamente a lo que es habitual, allí todo el mundo te lo contaba. Por supuesto, es fascinante conocer los detalles de la juventud de los otros, pero me intriga más saber el porqué de esa necesidad de los lugareños de explicarlos a cualquier desconocido. ¿Qué impele al panadero o al funcionario del ayuntamiento a contarte sus vidas (pero sobretodo sus fiestas) desde que tenían 15 años hasta los 35?


No hay comentarios:

Publicar un comentario