jueves, 9 de diciembre de 2010

Año 2029

Bajo la tenue luz de los neones del club SOMA, un señor espera con ese aire desorientado de quien no se siente muy cómodo. Una chica sensiblemente más joven que él se le acerca con dos copas. El hombre toma la suya y echa un sorbo largo.
- No creo que nunca me acostumbre al sabor a maíz de estos vasos... ¿Sabes? Antes el maíz nos lo comíamos...
- Sí, ya sé, y también lo envolvíais todo con plástico... Ya he oído mil veces esas historias, papá.- dice la chica impaciente mientras escanea todo a su alrededor.
- Cuánta mierda hicimos a este planeta... - suspira el hombre, subyugado por instantes por el hielo hundido en el ron.
- Sí, sí, a muchos se os debería caer la cara de vergüenza.
Cambiando de tema. - Al SOMA venía mucho con tu madre, cuando éramos jóvenes. Pero joder, entonces la música era mejor, y había más variedad. Aquí podías oír buen drum'n bass un día, y un electro cojonudo otro. Pero ahora todos sois iguales. Sólo os gusta esa mierda del ragga-dengue que ponen en todas partes, y que...
- Papá - le interrumpe la chica -, no arruines la noche otra vez. Por si no lo sabías, no eres el primero. Han encontrado gravados en vasijas Babilonias, de hace unos 4000 años, en los que ya alguien se quejaba de la juventud. Apuesto a que tu padre también echaba pestes de tu generación.
El hombre advierte que su hija ya lleva un buen rato observando a un grupo de chicos, que le devuelven las miradas de tanto en tanto.
- Tienes razón, no soy muy original, pero quejarse de vosotros es una tentación difícil de resistir, ja ja.- y añade - De todos modos, muchas cosas han cambiado... – dice mirando a esos chicos - Anda, vete a por ellos, no tienen mala pinta.
- ¿No te importa que te deje sólo?
- No, anda, vete. No te preocupes. - la chica se da media vuelta, y antes de que se pueda alejar, él la agarra del hombro - Oye, vete, pero no te lleves el porro.

1 comentario:

  1. m'encanta! :)
    La historia, y el contexto donde te a ocurrido todo ese enredo!!!

    ResponderEliminar