viernes, 6 de julio de 2012

Furcia sílaba

Furcia sílaba,
me enfureces.
Te ordené,
no escapes.
Y sin embargo,
encajó la estocada.

Hoy compré
algo de tiempo.
Espero poder
revisitar ese día,
y medir de nuevo
nuestras palabras.

De lo contrario,
nos veo languidecer
como cualquier par
de crisantemos
susurrándose al oído,
en la senda de mi verbo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario